ÁCIDO HIALURÓNICO: EL INGREDIENTE CLAVE CONTRA EL ENVEJECIMIENTO

¿Quieres conseguir un cutis más fresco, más suave y más sano? ¡El misterio del ácido hialurónico!

Este ingrediente tan popular, el ácido hialurónico, es una verdadera fuente de la juventud para las piel de los mayores de 30 años y se ha usado durante años en los productos contra el envejecimiento. Pero ¿qué es exactamente el ácido hialurónico y cómo funciona en nuestra piel y debajo de ella? 

Afortunadamente, tener un cutis joven y fresco no depende únicamente de la genética, sino que también puede conseguirse a través de un cuidado adecuado. Podemos retrasar el envejecimiento si usamos componentes de gran calidad, como el ácido hialurónico, en la parte externa de la piel. El ácido hialurónico de las cremas de día y de noche penetra en la piel diariamente y ayuda a rellenar con líquido los espacios que hay entre las fibras de colágeno, rellena las arrugas prematuras, reduce la profundidad de las arrugas y devuelve al cutis su brillo. El ácido hialurónico también está disponible en sérums y mascarillas para hidratar mejor tu piel. Junto con el aceite de karanja y el té blanco ecológico, la fórmula de la «serie reafirmante» de lavera mantiene el cutis suave y flexible, y lo protege de los radicales libres. En lavera producimos el ácido hialurónico con la ayuda de microorganismos presentes en el trigo, por lo que nuestro producto es vegano. 

De hecho, el ácido hialurónico es un componente natural de nuestro cuerpo y está presente en las articulaciones, en los cartílagos y en el tejido conjuntivo. Es un líquido transparente y gelatinoso que se encuentra bajo la piel y que crea depósitos de agua que la hidratan para que esté fresca, firme y sana. ¿Sabías que un solo gramo de ácido hialurónico puede producir hasta 6 litros de agua? Además de hidratar la piel, el ácido hialurónico también mejora la renovación celular, mantiene el tejido conjuntivo elástico y protege la piel de los agentes nocivos externos. Cuando cumplimos 25 años y comienza lentamente el proceso de envejecimiento, la producción de ácido hialurónico de nuestro cuerpo empieza a reducirse de forma gradual. Normalmente, a partir de los 30 años es cuando podemos observar los primeros signos de envejecimiento de la piel y otros cambios, como un cutis apagado o la aparición de arrugas ligeras. Con el paso de los años, la piel se vuelve más seca, más fina, pierde elasticidad y aparecen arrugas más profundas.

Cuidado habitual para potenciar los efectos

Cuidar la piel antes de usar un tratamiento con ácido hialurónico puede mejorar los resultados ya que este ingrediente penetra mejor en la piel si la hemos limpiado bien previamente. Para obtener mejores resultados, debes limpiarte la cara con una leche limpiadora que se adapte a tu tipo de piel o con un gel limpiador. También te recomendamos que te limpies la cara con un peeling exfoliante una o dos veces a la semana para eliminar las células muertas de la piel, así como los microbios y la suciedad que se acumulan en los poros. Después de enjuagar el producto limpiador, sécate la cara con una toalla limpia (cámbiala cada dos días).

¡Tu piel ya está lista para el tratamiento y los principios activos penetrarán mejor las capas de la piel!

Volver
arriba